El acuerdo comercial y económico entre Canadá y la Unión Europea (CETA) es un protocolo que ante todo comparte los valores sociales de ambos espacios económicos. El acuerdo, firmado en Octubre de 2016 y que entró en vigor en Septiembre de 2017 es una gran oportunidad de negocio sobre todo para las pequeñas y medianas empresas de ambas regiones.